Galeria



  Soy Tamayo


  Contactanos


    Unporta







Povincia de Salta

 

........reparación del camino que une el pueblo con la.........Tamayo...........

 


El Señor y la Virgen del Milagro

 

Fue aproximadamente en 1.890, cuando doña Florencia González Sarberry de Ovejero Zerd, esposa de don Sixto Ovejero Zerda - fundador del ingenio "Ledesma" en la provincia de Jujuy y gobernador de Salta cuando la invasión de las montaneras al mando de Felipe Valera, dispuso elaborar esas ofrendas en su casa de Florida 62, actual sede de la Municipalidad capitalina, empleando flores que hacía traer de su quinta "La Noria", parte de cuya "sala" se conserva hasta hoy en Pueyrredón al 500, vereda Oeste. A la muerte de doña Florencia, ocurrida en marzo de 1.920, la responsabilidad de esta tarea se dividió entre sus hijas doña Adelaida O. Gonzáles de Tamayo, quien se hizo cargo de la del Señor, y doña Electa O. González de Figueroa Ovejero, la de la Virgen.

La señora de Tamayo falleció en noviembre de 1.949, sustituyéndola su hija doña Graciela Tamayo Ovejero de Mendióroz, quien murió hace alrededor de cinco años, quedando a cargo desde entonces su hija doña Cecilia Mendióroz Tamayo de Durand Cornejo, hasta el presente, elaborándose la corona del Señor en el domicilio de esta última, situado en Buenos Aires 181.

 


 

En la segunda mitad del siglo XIX, el cólera, la tuberculosis, el paludismo, la fiebre amarilla y la viruela hicieron verdaderos estragos, para estos casos cabe destacar la actuación de médicos salteños como: Pedro Pardo, en las epidemias de 1867, 1868 y 1871; la de Cleto Aguirre en 1871 con la epidemia de fiebre amarilla; la de Carlos Costas en la epidemia del cólera en 1888, entre otros. A partir de la epidemia del cólera de 1886 se estableció la Oficina Química y la Junta de Sanidad compuesta por los doctores Tamayo, Tedín y Frías y se comenzó la construcción de un hospital municipal en el sitio que hoy ocupa el Colegio Belgrano; mientras que, a partir de la peste bubónica de 1906, surgir el Consejo de Higiene bajo la dirección del doctor Francisco Cabrera, y para protección de las madres no pudientes se habilitó la Maternidad en un solar donado por Luisa Bernal de Villar. Hacia principios de siglo XX, también se construyó el edificio para la Defensa Antipalúdica, a partir de la donación de un terreno para tal fin, realizada por el doctor Luis Güemes. Las guerras mundiales, tremendas por una parte, dieron muchas veces lugar, por otro lado, al avance en la cirugía, y hacia mediados del siglo XX la penicilina y las ya descubiertas vacunas aliviaron muchas enfermedades que, en otros tiempos, eran irreversiblemente mortales. El siglo XXI se inició con el descubrimiento del genoma humano que abre, sin dudas, una esperanza aún mayor. Largo fue el camino que recorrió la medicina. En él muchos hombres lucharon y pusieron lo mejor de sí para mejorar la salud de la comunidad.

 


 

La Medicina en Salta desde 1850 a 1900

1852 - Primera Botica de la Patria "EL AGUILA" (Propietario el irlandés Miguel Fleming)
1855 - Consejo de HIgiene (Primer Presidente: Dr. Ezequiel Colombres)
1864 - Sociedad de Beneficencia (Fundada en el gobierno del Dr. Cleto Aguirre)
1886 - El Lazareto (Casa de aislamiento de los leprosos, coléricos y pestosos)
1888 - La Oficina Química (Institución predecesora del Hospital de Niños)
1893 - Buen Pastor
1895 - Actual Hospital del Milagro (que funcionó como Policlínico desde 1895 hasta 1960)
Plantel Médico:
Dr. Carlos Costas
Dr. Francisco Pizarro
Dr. Sidney Tamayo