Galeria



  Soy Tamayo


  Contactanos


    Unporta







        CAPITULO 5
Autor: Eduardo Tamayo Aguirre DNI: 15.868.757E

DATOS DEMOGRÁFICOS

                       Hasta hace poco (año 2006) no residía nadie en Tamayo, ni habitual ni oficialmente. Ahora una pareja reside en una casa reconstruida. Otras construcciones son utilizadas en unos casos para guardar apeos de labranza, algunos animales y en otros casos para disfrutar el fin de semana. La Sra. Santos ha arreglado su casa, Angel acudía diariamente a la suya, la arregló y cultivaba su huerta, y el Sr. Rojo, hijo del Romanero, todos los días visita su pueblo natal. Ya esta jubilado. Además de ellos, algunos pastores tienen sus elementos y enseres en otros locales semidestruidos.

                      El estado del pueblo es ruinoso. Su estado actual es de gran deterioro, pero ello no impide que labriegos, pastores y otras personas acudan incluso con la excusa de pasear.

                     Tamayo ha evolucionado demográficamente desde los siglos X al XX, desde su desconocido y lejano nacimiento hasta su ruina actual. Sus variaciones a lo largo de los años son mínimas, y no han sobrepasado en ningún momento los 200 habitantes.

                      El primer dato documental de su demografía lo obtenemos de un documento manuscrito del Archivo Municipal, fechado el 8 de abril del año 1560, en el que se lee:

"Tamayo, desde el dicho tiempo que se conoce se save ha sido y es lugar pequeño y de poca vecindad".

                    Aunque no nos dice ninguna cifra, creemos que nos sirve de prueba testifical de nuestro enunciado, en lo que se refiere a las fechas anteriores a ese siglo XVI.

                   Posteriormente obtenemos datos mas exactos de la demografía a través de los libros eclesiásticos, más concretamente, a través del registro de bautizados, que aunque no se refiere directamente al numero de habitantes, nos da el índice de bautizados, que tomado en un largo periodo de tiempo y completando el estudio con los datos que obtenemos de los libros de matricula, sí nos da datos ciertos de la demografía de Tamayo.

                  Estos libros registran los bautizos que se celebran cada año, con su nombre y apellido. En nuestro caso comienza en el año 1592. Hemos realizado su extracción, los hemos trasladado a un sistema gráfico, en el que obtenemos unas líneas que representan las estadísticas demográficas en distintas épocas y tomando los datos en grupos de diez años.

                  Analizando los datos obtenidos, vemos que:

 • Existe un desarrollo demográfico equilibrado desde el año 1592 al 1736: se bautizan anualmente una media de cinco personas.

• A partir de este año, asciende el índice, alcanzando su punto máximo hacia el año 1825, en el que se bautizan 14 personas
• Se vuelve a normalizar hacia 1870.
• Comienza su despoblación paulatina a principios del siglo XX, hacia 1915.
• Se realiza el ultimo registro de bautizado en el año 1962, viviendo entonces dos familias en el lugar. ´

           Esto nos da un índice indirecto de referencia de la población residente en Tamayo.


                   Documentos origen de datos: Libros de matricula de Tamayo:

                  Se trata de un registro que utilizaba la Iglesia reflejando en ellos los datos de empadronamiento. El primero del pueblo de Tamayo comienza el 20 de Febrero de 1747 y en él se detalla cada uno de los habitantes del pueblo, identificándolos.

                 Refiere la casa en que vive, el nombre del titular, su estado; su esposa, identificándola, igualmente los hijos, criados, eclesiásticos. Contabiliza los que residen en cada casa y si son adeptos a la confesión, comunión y si están confirmados.

                Con este tipo de descripción llega hasta 1959, en el que los registros sufren variaciones y entonces se trascriben los siguientes datos: numero de la casa, nombres, apellidos, edad, estado y profesión.

                 Existe un vacío en el libro debido a un fallo del cura responsable de realizarlo, faltando los años del 1749 a 1816.

                 En el segundo libro, a partir del año 1859 los datos que figuran son: numero del portal, numero total de población, nombre. años, si comulga, si confiesa, parentesco.

                 Un tercer libro abarca del año 1887 al 1918, año en el que aparece el último registro. Esta rellenado según el formulario ordenado por la circular del 15 de Noviembre de 1859.

                 En base a los datos aportados por estos libros, hemos confeccionado un gráfico, aunque con mayor limitación temporal, pues los libros abarcan menor cantidad de años.

Tamayo: Gráfica comparativa de ocho épocas distintas en periodos de doce años

 Como resultado de su análisis vemos:
• Las épocas de menos población son alrededor de 1750
• Aumenta considerablemente entre 1783 y 1865
• A partir de 1884 comienza su declive demográfico

                  Todos estos datos recopilados confirman lo enunciado en otros apartados. Tamayo ha sido un pueblo pequeño, cuyo número de habitantes han variado entre los 100 y 200.



                  Tamayo: evolución demográfica

Tamayo: evolución demográfica

 

           También trascribimos un ejemplo reducido de los habitantes en: años, solteros, casados, viudos, empleos varios.

Tamayo: evolución demográfica según el empadronamiento

 

                Podemos aportar algunas características anecdóticas extractadas del análisis y lectura de los libros documentales mencionados:
• Las criadas, normalmente no permanecían más de un año en cada casa, salvo la de la casa del Cura, que normalmente duraba mucho más tiempo.
• Se casaban frecuentemente entre propios vecinos del pueblo y de pueblos periféricos.
• En el pueblo normalmente residía un sacerdote, salvo en algunos años en los que llegaron a vivir hasta tres (de 1764 a 1773). Su presencia va disminuyendo a medida que nos acercamos al siglo XX, y se llega hasta la circunstancia de que no vive ninguno en este pueblo, sino en alguno de alrededor, generalmente en Oña.

                      Ya hemos comentado anteriormente que a principios del siglo XX comenzó a despoblarse, y a mi criterio, tras todo el estudio realizado, se produjo de forma natural, y en orden a que con este siglo llegaron importantes avances del progreso que alteraban fundamentalmente las condiciones de vida y los niveles de calidad de vida, tales como el agua corriente individual, realizado a través de canalizaciones, la energía eléctrica, el teléfono, el tren, y frente a todo esto Tamayo se encontró que no podía asumir esas nuevas condiciones:

- En primer lugar porque carecía de medios económicos como para adquirirlos.

- En segundo lugar, porque tenía a su vera un núcleo de población más importante y suficiente para absorber y cubrir las necesidades de los habitantes de la zona, tal cual era Oña.

               Paulatinamente se produjo la despoblación. La gente tenia mejores perspectivas de trabajo, de salud, de futuro y de bienestar fuera de Tamayo.

              Hay otras teorías y opiniones. Algunas personas dicen que a principios del siglo XX hubo una epidemia de filoxera sobre las viñas y con ello se perdió la forma de vida. Esto no es cierto, tal y como luego veremos al analizar los medios de vida, ya que en esa época el vino no era un recurso principal.

             Otros hablan de catástrofes naturales.

             Posteriormente a esta despoblación, se han dado circunstancias especiales de repoblación en tres ocasiones, pero que ha sido de una forma artificial, nunca definitiva y motivada por:


• Contracción del ferrocarril: del año 1927 a 1932
• Construcción del canal de Traspaderne-Cereceda en 1942
• Construcción de la Central Nuclear de Garoña

               Algunas características demográficas:

              Otra referencia de interés nos la aporta el REGISTRO FISCAL DEL AÑO 1905 DEL AYUNTAMIENTO DE OÑA, en el que aparecen:

              De las personas que tenían una propiedad inmueble en Tamayo:


• 37 residían en él
• 6 inmuebles eran propiedad del pueblo
• 25 propietarios residían fuera, la mayoría en Oña y proximidades

                Los propietarios, en su gran mayoría, mantenían apellidos que durante muchos años han sido los habituales y característicos de Tamayo. Este último dato nos da pie para abordar algunas notas tomadas en el transcurso de este estudio, extractadas de los archivos consultados.

                Los apellidos más frecuentes entre 1595 y 1650 son (en orden de mayor a menor):

1.- Martinez 2.- Alfonso de Prado 3.- Diaz 4.- Ladrero y Gomez
5.- Hortiz 6.- Alonso y Espinosa 7.- Ruiz 8.- Alonso de Ojeda
9.- De La Peña

               Entre los años 1650 y 1852, la frecuencia es la que sigue:

1.- Barcena 2.- Arriaga 3.- Alonso de Prado 4.- Alonso de Ojeda
5.- Alonso 6.- Linaje 7.- Alonso de Linaje 8.- Martinez
9.- Tejada 10.- Saez 11.- Fernandez 12.- Diaz
13.- Hortiz 14.- Ladrero 15.- Ojeda 16.- Mariaca
17.- De La Peña 18.- Tamayo 19.- Gomez y Amezaga
20.- Ruiz y Espinosa 21.- Garcia

               Hasta el final de los registros, el orden era: Arriaga, Barcena, Martinez,Linaje, Alonso de Prado, Ladrero...........

               En el computo global se halla en primer orden de personas bautizadas en Tamayo el apellido:

Barcena: 215 personas Alonso de Prado: 157 personas
Arriaga: 147 Martinez 100
Alonso 82 Alonso de Ojeda 75
Linaje 63 Diaz 58
Ladrero 47 Alonso de Linaje 46
Hortiz 38 Tejada 39
Saez 34 Ojeda 29
Gomez 27 Fernandez 24
Tamayo 24
Tamayo: apellidos más frecuentes

                      Y ya con menor incidencia: Garcia, Ojedilla, Plaza, Piojo, Gonzalez, Bergado, Iñiguez, Vilanueva, Aranda, Ruiz, De La Peña, Espinosa, Mariaca, Perez y Amezaga.

                     Todos estos datos han sido extractados de los libros eclesiásticos de diversos registros que posee el pueblo de Tamayo a partir del siglo XVI. Hemos extractado otros datos entre los siglos X y XV de los documentos analizados y además de los reseñados en otros capítulos, son los que a continuación describimos, que corresponden a:

                    20/XI/1067: "Tamayo tenía el Monasterio de San Miguel, fundado por dos caballeros hermanos, Fernando Rodríguez y Falcon Rodríguez, hijos ambos de Rodríguez Diaz (Colección diplomática de San Salvador de Oña de Juan del Álamo Doc 53. pag 90).

Año 1174: Garcia Gonzalez, caballero infanzon y vecino de Tamayo (Col. D.S.S.Oña doc 244, pag 293)

Año 1182: Diego Perez de Tamayo y su mujer Sancha (CDSS Oña doc.265 pag.316)

Año 1196: Gonzalvo Azures de Tamayo (CDSS Oña doc. 313 pag. 379)

Año 1198: Diego Fernandez de Tamayo (CDSS Oña doc.314 pag.381)
Martines cavallero de Tamayo (CDSS Oña doc.316 pag.385)
Garcia Gonzalez de Tamayo (CDSS Oña doc. 317 pag. 385)

Año 1200: Oían Diaz de Tamayo (CDSS Oña doc. 324 pag. 394)

Año 1212: García López de Tamayo (CDSS Oña doc.397 pag. 481)

Año 1218: Don Tello de Tamayo (CDSS Oña doc. 421 pag. 520)

Año 1223: infanzones Guindissaluus Guinedissalui de Tamayo (CDSS Oña doc.429 pag. 527)

Año 1240: Bartolomé de Tamayo (CDSS Oña doc. 390 pag. 602)

Año 1257: Nicolas Garci de Tamayo (CDSS Oña doc. 544 pag. 661)

Año 1282: Don Antón de Tamayo (CDSS Oña doc. 715 pag. 846)

Año 1283: Domingo Mathe de Tamayo (CDSS Oña doc. 730 pag. 863)
Juan Diaz, Martinez de Prado y
los cavalleros Lope Garcia, Don Tello, Garcia Lopet

Año 1284: Gonzalo Royz de Tamayo (CDSS Oña doc. 740. pag. 874)

Nuevo: Año: 1367: 22 de abril: Diego Alfonso de Tamayo: Provisión de Pedro I al Concejo de Murcia, ordenando que Diego Alfonso de Tamayo sea uno de los treece hombres buenos, en sustitución de Diego Perez de Hinestrosa que se había pasado al bando del Trastamara (A.M.M., C.R. 1367-1380, folio 6, rº) (Publ Torres Fontes: El Concejo Murciano........doc. VII, pags 277-278) (Está transcrito en castellano antiguo)

 

                Como vemos todos estos personajes, habitantes habituales o no del pueblo, al menos temporalmente vivieron allí, y según costumbre de la época, tomaron como apellido el pueblo de origen, por lo que incorporaron el "DE TAMAYO" a su nombre habitual, a lo que se denomina nombre o apellido toponímico.

                De entre todos estos, destacamos a JUAN DIAZ, que formaba parte de una familia de renombre en la época y fundó la capilla más importante de la propia Iglesia de San Miguel de Tamayo. Era canónigo de la Catedral de Burgos.

                Otra familia que fue importante fue la de AMEZAGA, de la que surgieron elementos culturales que influyeron en la vida de Madrid desde sus cargos de catedráticos. El empleo original de la familia era la herrería, y su importancia viene dada por el carácter de la forma de vida de los habitantes de la zona.

                Siguiendo con reseñas, nos encontramos en el año 1467, y con fecha 9 de mayo, tenemos constancia de que residía:
"......... y luego fue notificada esta sentencia al dicho Señor GONZALO GARCIA DE SALAZAR, Señor de LAS TORRES DE TAMAYO, de esto son testigos Lope Garcia de Salas escudero de dicho Alcalde y Alfonso Lopez, clérigo de Oña y de Tamayo ......"

                En el mismo documento aparecen como habitantes: Ambrosio Ruiz de Tamayo (regidor), Pedro Martinez de Tamayo, Juan Hortiz, Diego de Tamayo.

 

                              ECLESIASTICOS

                A través del estudio de la documentación existente hemos podido entresacar y completar una relación de los sacerdotes que han estado destinados en Tamayo:

  AÑO        NOMBRE                                           EMPLEO
1644     Diego Alonso de Ojeda                  Cura beneficiado
1682     Pedro Alonso de Ojeda "
1719     Esteban Martinez de Tamayo "
1728     Francisco Alonso de Prado "
1750     Juan Miguel Alonso de Ojeda "
1762     Francisco Alonso de Prado "
1774     Esteban de Barcena "
1777     Santiago Diez de Medinilla "
1818     Miguel Alonso de Ojeda "
              Santiago de Guinea "
1856     Hermenegildo Alonso de Ojeda "
1859     Hermenegildo Real Cura propio
1879     Esteban Manso "
              José Rebolledo García "
1891    Apolinar Garcia Cura sirviente
1893    Candido Oñate Cura ecónomo
1895    Pablo Colina "
1897    Rafael Alonso Mantocildes "
1903    Victor Saiz Aizpurua Cura propio
1912    Manuel Lopez Ortiz "
             Tirso Saiz Martinez Cura sirviente
1918    Luis Saiz Arenas "
1920    Gregorion San Juan Reiler Cura ecónomo
             Gerardo Peña Arnaiz
1925    Melchor Perez Cuevas Párroco
1927    Gerardo Peña Cura sirviente
1936    Modesto Abad Diez Párroco encargado
1940    Manuel Lopez Ortiz "
1950    Jesús Madrazo Policarpo Cura sirviente
1955    Antonio Gonzalez Arce Párroco asistente
1966    Agustin Lazaro Lopez "
1984    Leandro Andino Salazar Párroco en Oña
1989    Miguel Lopez Párroco en Oña
Actual   Daniel Gomez Párroco en Oña