Galeria



  Soy Tamayo


  Contactanos


    Unporta







CAPÍTULO 11: LA IGLESIA PARROQUIAL DE SAN MIGUEL
Autor: Eduardo Tamayo Aguirre DNI: 15.868.757E

Localización: Se encuentra en el centro del pueblo, entre las calles denominadas "Oscura" y "Del Horno".

Construida como el resto del pueblo sobre roca y en cuesta.

Su puerta está orientada al sur, y por lo tanto su altar principal al norte

Tamayo: Vista frontal de la iglesia de San Miguel

 

Vista lateral

Estructura: tiene una fachada y portada de iglesia bajo-medieval en la que se pueden apreciar diversos materiales y estilos superpuestos hasta el campanil en forma de espadaña.
http://tamayo.info/temp/TamayoAlrededoresEsquema.jpg
La portada es gótica con dos archivoltas superpuestas y una cornisa de guardapolvo del siglo XIV. El resto de la fachada hasta el campanario es renacentista, con arcos de medio punto del siglo XVI. Las bolas del remate de la espadaña son del siglo XVII-XVIII.

Los distintos materiales denotan las diversas etapas de construcción debidas a posibles incendios, derribos, o movimientos demográficos de población.


El pórtico de entrada es reducido, y se prolonga hasta la mitad del lateral derecho de la construcción.

Tamayo: Portada gótica de la iglesia de San Miguel

 

La iglesia está compuesta de una nave principal. La parte trasera, la que está situada debajo del coro, está a un nivel superior que el resto de la nave. Desde esta plataforma se accede al coro por una escalera que estaba situada en su lateral derecho.

Tamayo: nave y altar principal y coro

 

 


A la derecha de la nave principal existe un ala que aloja una capilla provista de una sacristía.

En el lateral izquierdo, y a la altura del altar principal, se halla un hueco, al que se entra por una puerta desde el interior de la iglesia, y que alberga la sacristía principal.

Tamayo: .Esquema de la iglesia de San Miguel

En origen ésta era la distribución de elementos en la iglesia de San Miguel:

1.- Altar principal, con imagen principal de San Miguel
2.- Altar de San José
3.- Alta de Nra. Sra. y Santiago
4.- Altar del Santo Cristo
5.- Altar de San Antonio
6.- Altar de San Juan (Juan Díaz)
7.- Pila Bautismal

En el lateral izquierdo (mirando al altar mayor), por su parte externa, existen dos anexos construidos. El primero albergaba la escalera de subida al campanario, y el otro acceso que se halla adosado acogía a la Casa del Concejo. El acceso en ambos casos se realizaba desde el exterior.


Tamayo: La Casa del Concejo

 

Tamayo: acceso al campanario

La fachada principal tiene en su parte inferior la puerta de acceso a la iglesia. Ya hemos comentado sus características góticas, a lo que tenemos que añadir que posee unas molduras simples rehundidas en la piedra. Pertenece al siglo XIV. La portada es sobria y estilizada como todas las góticas.

La ventana que se visualiza se halla a la altura del coro de la iglesia y la prolongación de la pared servía de sustento a las dos campanas.

Sus dimensiones son de 487,90 m2.

La fachada lateral derecha presenta características renacentistas del siglo XVI, con una ventana rehundida y escudo de armas renacentista por su pequeño tamaño (escudo de D. Juan Díaz) (siglo XVII). La cornisa del alero posee una moldura simple renacentista.

 


Tamayo: Escudo de Juan Díaz en el lateral externo derecho, en su parte superior, de la iglesia de San Miguel.

 

ELEMENTOS ORNAMENTALES:

1.- RETABLO PRINCIPAL DEL ALTAR PRINCIPAL: en la pared donde se apoyaba este retablo, existe una pintura de tonos rojo y azules en forma de manto que arropaba en su tiempo el retablo y el altar. Se trata de una pintura barroca del siglo XVII-XVIII.

El retablo mayor del altar principal estaba conformado, según información de D. Agustin Lazaro, que durante varios años fue Párroco de Oña-Tamayo, de la siguiente manera (sería factible su reconstrucción):

1.- Arar-altar: mesa realizada en mampostería
2.- Primer nivel: se encuentra incluido en la pared y se conserva en la iglesia.
3.- Segundo nivel: sobre ello se encontraba el bancal del retablo, con dos tablas que incluyen a los cuatro evangelistas (se encuentran desmontados y ubicados en la Iglesia del Monasterio de San Salvador de Oña o locales parroquiales).
4.- Por encima: se hallaba la leyenda del Monte Gargajo (San Miguel) y la Consagración de la Basílica.
5.- Por encima se encontraba el relato de la vida de la Virgen.
En el centro se encontraba la estatua de San Miguel, al que está dedicado el culto de la Iglesia (ahora se encuentra en el retablo de la capilla de D. Juan Diaz, que está guardado en la capilla auxiliar de la Iglesia del Monasterio de San Salvador de Oña).

La imagen de San Miguel es una escultura de bulto redondo, policromada, dorada y estofada, perteneciente a periodo clásico o finales del Renacimiento, de los años 1550-1600 d. de C.

 


Tamayo: estado actual del ara del altar mayor

 

Tamayo: Imagen de San Miguel del altar mayor de la Iglesia

A ambos lados de esta imagen principal, estaban las historias de las apariciones de San Miguel en el Monte Gárgano (actualmente en la sacristía de la Iglesia del Monasterio de San Salvador de Oña). Son dos relieves alusivos a la vida de San Miguel

Tamayo: Retablos alusivos a la vida de San Miguel

En este retablo principal se hallaba una imagen de Ntra. Sra. De la Virgen de las Nieves, patrona también de Tamayo (actualmente está guardada en al Casa Parroquial de Oña, pero carece de valor artístico, pues es moderna. La antigua se perdió.

A ambos lados de esta imagen se hallaban dos cuadros, bajorrelieves, que se conservan en la sacristía del Monasterio de S. Salvador de Oña, que representan la anunciación y la Visitación.


Todos estos bajorrelieves son fragmentos de un primitivo retablo renacentista. Corresponde a la primera mitad del siglo XVI, a la escuela de Diego de Silos, Felipe Vigarnoy o alguno de sus discípulos. Se trata de los bajorrelieves en madera, policromados, dorados y estofados. En todos ellos se aprecian las características del primer Renacimiento: canon más realista, drapearía fina, y ajustada a la anatomía, intento de movimiento en los pies, grutescos en los fondos o ligeras perspectivas en las arquitecturas.

Se trata de bellos bajorrelieves de gran categoría. Pueden fecharse entre 1550 y 1525.


Según un documento de apeo realizado el 15 de septiembre de 1715, en la Iglesia había "un altar mayor con un retablo de madera, dorado y estofado, y en él San Miguel dorado y estofado. Encima Nra. Sra. Y por encima el Padre Eterno con otras pinturas de santos. Alos lados, todo dorado y estofado"

"En dicho altar mayor cuatro candeleros, manteles, un ara, flores, misal con atril. Una tabla de Canon nueva, otra tabla en el evangelio, zirial con zirio. Paño para cubrir el altar la Semana Santa, una cruz, vinajeras de plata, incensario, campanilla"

 

2.- BÓVEDAS:

Son de crucería, góticas, con nervios de piedra que embeben en pequeñas repisas. Con terceletes y tirantes así como rosetones en los que se aprecia un escudo de estrellas (posiblemente el escudo de los antiguos dueños de las Torres de Tamayo: el escudo de los SALAZAR).

Tamayo: detalle de bóveda y escudo dibujado en las crucetas (Estrellas de SALAZAR)

3.- CAPILLA LATERAL: fue fundada por D. JUAN DIAZ. Es parte de la "fundación" que creó este canónigo de Burgos. En el exterior del edificio de la Iglesia y en la zona correspondiente a esta capilla, y en su parte alta se halla un escudo tallado en piedra que corresponde al linaje de este personaje. Es uno de los dos únicos escudos que quedan en el pueblo.

En esa capilla lateral se halla el sepulcro de D. Juan Díaz. Dotado con una estatua de D. Juan Diaz, en actitud orante (actualmente se encuentra en la Casa Parroquial de Oña). Todos los elementos como verjas, capilla, escudo, sepulcro, pertenecen al siglo XVII.

Tamayo: escudo de D. Juan Díaz Tamayo: estado actual del altar de D. Juan Díaz

 


El local contiguo a esta capilla se dedicaba a sacristía.

En esta capilla, en su parte lateral izquierda, compartiendo lugar con la puerta de acceso a su sacristía, existía un retablo que actualmente se halla en una capilla de la Iglesia del Monasterio de Oña. Es de la época de Felipe III-IV (año 1660 aprox), perteneciente al segundo barroco. Está en buen estado de conservación. Actualmente ocupa su lugar principal la imagen de San Miguel antes mencionada del altar principal, pero en origen estaba ocupada por una imagen de San Juan, la cual se emplea hoy en día en la Iglesia de San Juan de Oña (Parroquia), y se le saca en la procesión del Pueblo, ya que la propia, la que tenían antes era demasiado grande y pesaba mucho. En este retablo, en su parte superior, también había una imagen de la Virgen del Rosario ó de Las Nieves que está guardada en la Iglesia de San Juan de Oña.

La imagen que se ve en la fotografía en la parte superior del retablo corresponde a Santa Catalina (perteneciente al Hospital de Oña). Es una imagen renacentista-barroca.

El retablo es barroco del estilo churrigueresco, siglo XVII, madera policromada.

Tamayo: retablo de la capilla de San Juan

Como referencia, en los libros de fábrica conservados de la Parroquia de Tamayo, en el año correspondiente al año 1710, dice:

"La capilla de la epístola la fabricó el canónigo Juan Diaz. Allí había una estatua de él en posición de rodillas. ". En este año se mandó cambiar la imagen de D. Juan Díaz por la imagen del patrono.


Santa Catalina


4.- No existían otras capillas pero sí más altares de culto:

a.- altar dedicado a Nra. Sra. Del Rosario. En el año 1705 hay constancia del mismo. Según el libro de fábrica del año 1718 la ostentaba D. Esteban Martinez, y estaba situado en la parte derecha (ver esquema).

Tenía un retablo de madera y estofado con la figura de Nra. Sra. En medio y por remate Santiago. Hay que darse cuenta que durante una época grande existió en Tamayo una Cofradía de Nra. Sra. Del Rosario y San Miguel.

b.- Altar de San Antonio: situado frente al anterior. Estaba compuesto por un frontal de lienzo pintado.

c.- Altar de San José: tenía un retablo de madera dorado y estofado. Se hallaba ubicado a la derecha del altar principal.

d.- Altar del Santo Cristo: estaba a la izquierda de principal. Tenía una cortina de raso, barras de hierro, manteles de lienzo. Dos candelabros. En el año 1862 se inauguró este nuevo altar, y su coste ascendió a 2.496 R. y el desglose fue:
• crucifijo 700 R.
• caja y conducción 54 R.
• altar 1.400 R.
• conducción 160 R.
• mano de obra 100 R.
• tabernáculo 300 R. (se hizo nuevo por ser feo el anterior)

5.- Sacristía: situada en el lateral izquierdo. Había un cajón para guardar las grandes prendas, albas, zíngulo, amito, paño de manos, manteles, capa de damasco, corporales, etc.

6.- Campanas: había dos campanas de alrededor de un metro de alto. Actualmente se hallan en unos locales que tiene la Cooperativa Agrícola de Oña. Una de ellas estaba dedicada a la Virgen de Las Nieves.

7.- En la parte posterior de la Iglesia, a la izquierda, se halla situada una hermosa tina para los bautizados. Es una pila bautismal de estilo renacentista. La taza posee decoración en forma de estingiles o rehundidos. Es sobria, de una sola pieza y parece de piedra de sillería. Pertenece a los siglos XVI-XVII. Antes se hallaba rodeada de un enrejado, que actualmente no existe. Incluso últimamente se ha trasladado a otro lugar.

 

Tamayo: pila bautismal

 

8.- Acceso al campanario: se halla independiente del cuerpo principal de la iglesia, adosado a la pared, a la izquierda del pórtico. La puerta de acceso está en el exterior.

9.- Casa del Concejo: construido en el lateral izquierdo de la iglesia y sobre la pared de la iglesia y a continuación del acceso al campanario. Su dimensión es de 52,50 m.

10.- Año 1714: la iglesia no tenía osera, y la hacen para echar los huesos de los enterramientos de la iglesia.

11.- Coro: situado en la parte trasera, constituyendo su base un arco rebajado. Se accede a él por una escalera que está en el ángulo trasero derecho de la iglesia.


MATERIALES VARIOS

Tenemos varios inventarios realizados en distintos años, tales como lo de 1818, 1861, 1869 y 1924. No vamos a exponer todos ellos, sino el que nos parece más representativo para poder apreciar la forma de confeccionarlo. Considero que el más completo, claro y orientativo es el último.

Cantidad Material Confección Estado Observaciones
3 Cálices Plata Bueno
3 Patenas Plata Bueno
2 Cucharillas Plata Bueno
3 Vinajeras y pl 2 plata y 1 cristal Bueno y regular Sólo hay un platillo dorado
1 Incensario Cobre Bueno
1 Naveta Cobre Bueno
1 Cruces Xto bronce Bueno
1 Viriles Bronce Bueno
1 Copones Plata Bueno
1 Crismeras Plata Bueno
1 Concha para bautizo Plata Bueno
1 Porta-viático Plata Bueno
5 Crucifijos
22 candeleros
1 Palmatoria
1 Relicario
6 Sacras
1 portapaz
3 campanillas
2 Campanas
2 Calderillo e hisopo
4 Coronas
2 bandejas

Hay un crucifijo con cruz y peana de madera fina y Cristo de marfil de muy buen gusto perteneciente al siglo XVII. El Cristo tiene los dedos mutilados siendo su talla primeramente hecha en bien trazados perfiles, la cabeza especialmente representándole en la agonía. El cuerpo es todo de una pieza de marfil, los brazos son de otra pieza de los que el derecho está algo reparado. Mide de pies a cabeza 28 cm.

Se hace referencia a todos los ornamentos que existían (blanco, negro, encarnado, morado, verde, etc.), ropa blanca (albas, roquetes, etc.), libros (misales, libros de bautizado, de casados y velados, de matrícula, ritual, de confirmados, de defunciones).

Hay varios libros antiguos de cuentas de fábrica, apeos, memorias y fundaciones.

Mobiliario:
6 altares-retablos 18 imágenes de cuerpo entero
1 pila bautismal 1 pila de agua bendita
2 confesionarios 1 púlpito
1 armario 2 mesas
2 bancos 1 sofá
3 atriles 1 brasero
1 facistoles 3 cajonerías
1 espejo 1 cuadro pintado al óleo
2 andas 2 ataúdes
6 puertas 2 hacheros
1 percha 2 hierros de hacer ostias
1 formón 1 caja de hostias
2 orzas 2 lámparas
3 vasos de lámparas 1 sello parroquial
2 faroles 2 ciriales
1 tenebrarios 1 verja de capilla
1 hule de altar 1 cepillo


Objetos varios:

Un panteón y sepultura, hecho en la pared de la capilla de Nra. Sra. Del Rosario formado de un elegante arco de medio punto que ostenta en su parte superior y jambas bajorrelieves consistentes en sencillas molduras de buen gusto, perteneciente todo al estilo renacentista. Tiene una estatua errante de madera de tamaño más que natural representando a un canónigo y sobre su correspondiente peana la imagen de la Inmaculada, también de madera


Otros objetos no clasificados:

Hay una ermita titulada de Nra. Sra. De Las Nieves en la ladera del monte a cuyo pie se asienta Tamayo, a donde el pueblo vuelve en procesión el cinco de agosto.
Como de ocho metros de larga por cuatro de ancho, actualmente se halla en malas condiciones, aunque cerrada y con su puerta. No es frecuentada ni visitada desde hace unos quince años. Su construcción es sin estilo ni arte, cuatro muros sencillos, en el tejado y el techo un cielo raso. No ofrece nada interesante."

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -


Hasta aquí el inventario del año 1924 . Extractamos como datos identificativos del documento:
"Diócesis de Burgos. Arciprestazgo de Frías. Número 3. Inventario de alhajas, ropas y demás enseres de la Parroquia de San Miguel Arcángel de Tamayo"

Y al final reseña:

"Tamayo, a cinco de octubre de mil novecientos veinticuatro. Firmado por el cura ecónomo Gerardo Peña y el visto bueno de el Arcipreste D. Santoceloles"


ESTADO ACTUAL DE LA IGLESIA

La visión del estado actual de la Iglesia de San Miguel de Tamayo no puede ser más triste. Es el edificio más maltratado de todo el pueblo. Algunos otros edificios estan en peor estado, pero sólo debido al deterioro que han sufrido por efecto del tiempo, pero en este caso de la iglesia ha intervenido el factor humano y ha arrasado con todo lo que se ha encontrado en su camino, tal como altares, tumbas, suelos, maderas, etc.

 Iglesia de San Miguel: destrozos generalizados en tumbas, aras, etc.

 

 

 

La fachada, en su parte más alta, está desprovista de sus campanas (retiradas como ya he mencionado anteriormente). El pórtico refleja el mal trato sufrido con el tiempo.

La puerta de acceso está rota y casi ha desaparecido. Era de madera.

 

Tamayo: vista frontal de la iglesia de San Miguel


Al entrar en la iglesia se produce un efecto de gran abatimiento. Es la degeneración de la educación, la cultura, el respeto. En cada uno de sus rincones se aprecia el efecto de la usura, el robo, la destrucción y el abandono. Es desoladora la imagen que ofrece la iglesia de San Miguel de Tamayo. Una imagen vale más que cien palabras.

La visión frontal del altar principal nos muestra una pintura de tonos rojo y azules en forma de manto que arroparía en otro tiempo el retablo y el altar, los cuales ya no existen ni ningún otro elemento que identifique el lugar como local de culto religioso.

El ara principal está roto a martillazos, cincelado No faltan en las paredes las inscripciones graciosas, irreverentes, ocurrentes, en las que figuran multitud de nombres.

 

Tamayo: nave y altar principal

Si la situación del altar y pared frontal es deprimente, no desmerece ninguna otra dependencia de la Iglesia. El suelo de la nave principal está destruido, socavado en busca de loas tumbas, enterramientos que se realizaban allí en épocas anteriores. A tal nivel han llegado las profanaciones de los enterramientos en busca de elementos valiosos, dejando los restos esqueléticos de las tumbas desparramados por el suelo.

Tamayo: tumba profanada en capilla de D. Juan Díaz

El ala derecha no ha sido mejor tratada y se ve un agujero realizado en el suelo con características similares a las de la nave principal, incluso con inscripciones alusivas al clero.

Si volvemos la vista hacia el pórtico y el coro seguimos viendo destrucción. Las escaleras de acceso al coro están rotas, el suelo de la iglesia, a la altura del coro, desciende medio metro y está levantado. Al fondo, en un rincón a la derecha, vemos que permanece entera y en su lugar una pieza elemental del culto, la pila bautismal.

El estado exterior de las paredes, tejado, construcción, es mucho mejor. En el caso del acceso al campanario y la Casa del Concejo, se hallan en un estado más ruinoso, llenos de vegetación y sin puerta ni tejado.

Cuentan los lugareños que han habitado en el lugar gitanos durante bastante tiempo, que han utilizado todos los elementos combustibles para hacer fuego, la pila para dar de beber a los animales, y que incluso los chavales de alrededor organizaban sus meriendas y similares en la iglesia.

Este era el estado en que yo la encontré en mi primera visita que realicé en 1985. En este momento la puerta está medio tapiada y es difícil acceder a su interior.

D. Agustín Lázaro, último párroco de Tamayo, y Párroco de Oña hasta 1984, relata que ante la situación que se avecinaba en Tamayo por su casi total despoblación hacia los años 1960, se determinó rescatar todos los elementos de valor que allí había y abandonar la iglesia a su suerte. Todos los elementos de Tamayo se trasladaron y sólo se dejó allí lo que carecía de valor. Posteriormente la gente que pasó por el lugar se ocupó del resto.

A lo largo de esta descripción ya hemos mencionado donde están ubicados algunos de los elementos artísticos tales como: imagen de San Miguel, retablo de Juan Díaz, imagen de San Juan, campanas, imagen de San Vítores, de Santa Catalina, etc. Pero aun quedan algunos elementos artísticos de interés como son:

- un calvario gótico: actualmente colocado en el altar mayor de la Iglesia de San Juan de Oña. El Cristo en la cruz es de finales del gótico, siglos XIV-XV. Tres clavos, corona de espinas y ya presenta una cierta anatomía. Es de rostro expresivo.

Tamayo: calvario gótico

Las imágenes de Maria y San Juan, que podrían ser anteriores, del siglo XIII, son más inexpresivas y poseen pliegues de la drapearía rígidos.

 

 

Se desconoce el lugar que ocuparon anteriormente en Tamayo. Algunos dicen que estuvieron en la ermita de la Virgen de Las Nieves, pero no parece muy verosímil. Fue trasladado a Oña por D. Jesús Madrazo y D. Agustin Lazaro lo coloca en la Iglesia Parroquial de San Juan de Oña.

- En el mismo local, en la Iglesia de San Juan, nos encontramos un sagrario, procedente del retablo del altar de San Juan de Tamayo, del retablo de la capilla de D. Juan Diaz. Es un sagrario barroco de estilo churrigueresco, con columnas salomónicas, pámpanos y capiteles corintios. De segunda mitad del siglo XVIII. De madera policromada y dorada.

Tamayo: sagrario del altar de la capilla de San Juan

- El resto de los elementos propios del culto e iglesia fueron trasladados a Oña.

 


DATOS VARIOS DE INTERÉS REFERENTE A LA IGLESIA DE SAN MIGUEL DE TAMAYO, EXTRACTADOS DE LOS LIBROS DE CUENTAS DE FÁBRICA:

Año 1687: se compra la tina de la iglesia. Se adquieren libros de bautizados, casados y difuntos, que los confeccionaba Fernando Calderón de La Barca

1690: se arreglan las gradas del altar mayor de madera, cal y ladrillo. Se arregla el retablo nuevo y la cruz del estandarte.

1696: se compran vinajeras de plata

1704: se realiza una escritura para una obra de San Frutos.

1706: se asienta el retablo de San Frutos. Se compra un ara para la misma

1710: se compra madera para el confesionario. Se arregla la campana. La llave del sagrario llevaba una cinta roja.

1713: se pone tapa a la pila bautismal

1718: bastidor del frontal de Nra. Sra.

1720: se trae un ara nueva

1733: se compra una campana

1746: se embaldosa la iglesia.

1751: se pone una cerraja en el archivo de los libros

1757: se refundió la campana

1772: se arregla una puerta pequeña de la iglesia. Se coloca una viga de olmo en el soportal de la iglesia. Se arregla la puerta de la pila bautismal

1779: se adquiere una vidriera para la sacristía.

1786: se coloca una vidriera en el coro

1800: se compra el retablo de San Antonio. Se dora el retablo y el cuerpo del altar mayor.

1808: se hacen obras en la espadaña de la torre con chapa de piedra de sillería y tres bolas en su remate de la misma calidad.

1816: fundición de dos campanas

1844: se pone un confesionario confeccionado en pino

1847: se compran dos vidrieras para las luces del altar mayor

1852:se adquiere un manto para la Virgen de Las Nieves. Costó 80 R.

1858: se adquieren tres crucifijos de bronce para los altares, una urna de nogal para la reliquia de Nra. Sra. De Las Nieves. Un confesionario

1862: las cruces que forman el calvario del Vía Crucis. Se inaugura el nuevo altar del Sto. Cristo que costó 2496 R.

1863: arreglo de la ermita de la Virgen de Las Nieves

1868: se coloca un enrejado alrededor de la pila bautismal

1876: fundición de la campana pequeña Maria de Las nieves, que pesa diez y seis arrobas y media. Su costo fue de 489 R.


1878: frontal de madera pintado para el altar mayor. Arreglo de la escalinata del coro.

1881: se adquieren seis candeleros de metal blanco y su cruz para el altar mayor, y cuatro pequeños con sus platillos para el altar de Nra. Sra.

1891: se adquiere la casa rectoral y se arregla. Coste 5.100 R.

1898: arreglo de la ermita de la Virgen de las Nieves

1922: se colocan cerrojos en el cementerio y ermita de Las Nieves.

1929: se restaura la cubierta del campanario

1936: desescombrar, recoger y bajar tejas y maderas de la ermita de Las Nieves a la Parroquia.

1940: venta de mil tejas

1950: obras importantes en la iglesia por valor de 755 pts de mano de obra y 185 pts de materiales.